domingo, 13 de enero de 2013

Naturaleza humana, siglos XV y XXI
















El Hacedor deseaba que hubiera alguien capaz de sopesar el mérito de una tan grande creación, de amar su hermosura y de admirar su grandeza. Así pues, terminado todo esto, finalmente pensó en la creación del hombre [...] Finalmente, el supremo Hacedor estableció que éste a quien no se le podía dar nada en propiedad, tuviese en comunidad lo que se le había concedido privadamente a cada una de las criaturas [...] ¿Quién no va a admirar a este hombre que, no sin razón, en los libros sagrados mosaicos y cristianos es designado ora con la denominación de "toda carne", ora con la de "toda criatura", cuando él mismo se modela, crea y transforma a sí mismo según el aspecto de toda carne y el ingenio de toda criatura?


Giovanni Pico della Mirandola, Discurso sobre la dignidad del hombre, 1496.



































4 comentarios:

  1. http://farm4.static.flickr.com/3139/2704507854_c4f637415f.jpg

    ResponderEliminar
  2. http://ceo-bcn.upc.es/cine/hierro3/hierro3-1.jpg

    ResponderEliminar
  3. http://3.bp.blogspot.com/-SO6GGn2LpNE/T0dZ7QqgZsI/AAAAAAAAJgY/vABpHROajF8/s1600/persona+16.png

    ResponderEliminar